ENTREVISTA A LAURA AMEBA

Y como os prometimos en el anterior post, aquí tenéis la super entrevista a Laura Ameba. La primera de muchas otras interesantes personas que van a ir pasando por IDò Craft.

DSC_0126

¿De dónde eres?

De Chile (Santiago). Pero, en realidad, creo que soy del mundo. Desde los 7 años siempre decía que iría a vivir en París y con 19 años fui a Barcelona a ver a unos amigos y Francia se quedó a un lado. La idea era estudiar cine, pero en España no me gustaban las escuelas, así que estudié bordado y fui en la escuela Lesage en París.

¿Cómo conociste la aguja mágica?

Durante unas vacaciones en Chile en mayo 2009. Por casualidad, por la calle, había una abuela bordando y le pregunté qué era y fui probando. Ella misma fue la que me enseñó cómo funcionaba la aguja en la calle.

¿Haces otro tipo de manualidades?

Sé coser, bordar y pintar con acuarelas. Tejer me va fatal. Me encantaría aprender a dibujar, pero bordar me ocupa mucho tiempo.

¿Qué cosas te gustan?

La música, el cine y la moda.

 ¿Qué escuchas estos días?

Lulatone y Kings of convenience, pero escucho música muy variada, tipo indie.

¿A qué personas admiras?

Yumiko Arimoto, Takashi Iwasaki y Guillermina Baiguera que hacen bordados.

¿Dónde encuentras inspiración para tus dibujos?

En las películas y en la literatura, aunque, a veces, contacto con ilustradores.

¿Qué es lo que te gusta más de los cursos?

Me gusta cuando los alumnos comparten entre ellos. Y que pregunten, que tengan inquietudes.

¿Lees blogs?

Muy pocos. Mi favorito es el de Andrea Barja.

¿Desde cuándo te dedicas al mundo del bordado?

Desde pequeña aprendí a bordar, pero en la adolescencia me motivé más a seguir con ello.

¿Dónde aprendiste todo lo que sabes del bordado?

Los primeros pasos a mi bisabuela y abuela a medida que ido creciendo de las escuelas y mis profesores pero sobre todo de las personas que mantienen a día de hoy vivo el oficio, es muy importante la formación cuando se quiere hacer algo realmente bien. El bordado es algo que no se para de aprender así que aún tengo mucho por saber y aprender.

De entre todas las técnicas craft que existen, ¿por qué el bordado?

Más que una técnica “Craft ” el bordado es un oficio muy antiguo, es una profesión como ser ebanista o sastre, yo con 22 años decidí abandonar diseño de moda porque sentí que el bordado era algo que debíamos rescatar y transmitir a lo largo del tiempo, es una técnica compleja que va más allá de puntadas básicas y se pueden crear diversas cosas.

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Me gusta su complejidad, la variedad, es una profesión lenta ya que los tiempos que dedicas a cada técnica pueden durar años para que realmente seas bueno en sólo una cosa. Lo que me resuelta atractivo es eso los diferentes estilos de bordado que hay en el mundo, su similitud y el mensaje que transmiten los pueblos a través del textil.

Tus talleres y creaciones son de una fantasía y originalidad increíbles, ¿de dónde te surge la inspiración?

De la cabeza, los libros de arte, de darle muchas vueltas a las cosas, de la música y el cine desde mi punto de vista, no vale ser una fotocopiadora de todo lo que se ve, hay que saber adaptar las cosas porque luego saturas el sistema y todo se vuelve monótono, hay que saber adaptar las cosas, ya que veo que muchas personas confunden el concepto de inspiración con copiar.

¿Crees que el handmade es una moda pasajera o esta tendencia recuperada ha llegado para quedarse?

El handmade siempre existió, quizás ahora esta de moda por la misma crisis económica, el hecho de no tener ingresos, vuelve a las personas más creativas a la hora de encontrar caminos para obtener beneficios económicos, hay muchas personas sin trabajo estable las cuales han visto una  buena opción entrar al círculo del handmade, como todo lo bueno viene lo malo y va ligado en que la originalidad de algunas creaciones se ve aplastada por la copia y la competencia desleal, pero bueno son cosas que las personas deben afrontar con responsabilidad, de esta manera el handmade se regulara y será algo normal que existirá por siempre, todo esto respetando el trabajo de los artesanos, recuperando y reviviendo sus técnicas.

Una curiosidad: ¿por qué en otros países hay chicos que asisten a tus talleres y en España apenas ocurre?¿a qué crees que se debe?

Al machismo que crean las personas en sus entornos y al prejuicio social de ver a un chico en una clase y ponerle una etiqueta sexual, eso nunca me gusto por eso quizás los chicos vienen a mis clases porque no hago distinción entre hombres o mujeres en mis clases son todos iguales.

¿Qué impresión te llevas de tu paso por Mallorca?

Un lugar muy tranquilo, un tanto vacío pero con gente motivada en querer hacer cosas, estuve muy poquitos días y me quede con ganas de visitar algunos lugares, para mí es un lugar ideal para encontrar inspiración de la naturaleza.

DSC_0070

¿Qué os ha parecido Laura Ameba? Toda una entendida del mundo craft, ¿no creéis?

Anuncios